Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Conozca cómo es el manejo de los datos y la ciberseguridad a la hora de facturar

Dian, gran beneficiado de la digitalización

María Paula Aristizábal Bedoya – maristizabal@larepublica.com.co

Así como a Facebook, Skype, y otras redes sociales se les dan datos de consumo a través de nuestras interacciones, con la factura electrónica se proporcionan datos sobre transacciones financieras por lo que se debe velar por la seguridad.

La facturación electrónica es otra de las herramientas que llegan al mundo de los grandes datos (Big Data) y que entran a todos los sistemas de computo y almacenamiento tecnológico que hoy vivimos.

Con el auge de las tecnologías y el manejo informativo cada vez más empresas incursionan en la monetización de la información, una tendencia que según la consultora Sinnetic ha aumentado 242% en los últimos dos años. Sin embargo, tras un estudio realizado con 582 empresas del país se encontró que solo 18% de los datos que se generan son de carácter predictivo y tienen aplicación en el desarrollo de negocios.

Por el contrario, la mayoría de la información que tienen monetizada las empresas (72%) es netamente descriptiva.

Los contratantes

Nicolás Carrero Montañez

Director Carrero & Asociados

“Con los ingresos en tiempo real, ya podrá calcular los impuestos con certeza a cada contribuyente”.

Jairo Alberto Higuita Naranjo

Socio de Jiménez Higuita Rodríguez & Asociados

“Hay que trabajar en lograr un mercado organizado, con títulos de valores de facturas”.

¿Qué datos hay en la factura?

Una factura electrónica tiene los datos del comprador y vendedor, así como de las empresas y el monto transado en la negociación, pero además tiene una información muy importante para la Dian y es la del pago de impuestos de consumo y de valor agregado como el IVA.

Lo que busca el mecanismo de facturación electrónica es que la Dian sea quien autorice estas facturas. De modo que el contribuyente emite la factura, la Dian la recibe, autoriza y devuelve al cliente. Permitiéndole a la entidad tener la posibilidad de saber en tiempo real cuántos son los ingresos y el IVA que registran las empresas.

Al avanzar en la implementación de este sistema, y la recopilación de datos que tendrá la entidad, Nicolás Carrero Montañez director Carrero & Asociados, aseguró que “lo que seguramente va a pasar es que los contribuyentes ya no tendrán que reportar esa información en un futuro cercano ya que la Dian ya la tendrá. Por lo tanto, habrá una disminución importante en la evasión del IVA y esto va ligado al Régimen de Tributación Simple”.

Cabe señalar que toda la información reportada a la Dian es confidencial, tan solo la entidad y el contribuyente tienen acceso a ella, sin embargo, es obligación de todos tener mecanismo de ciberseguridad de alta complejidad para que esta información no se filtre a ciberdelincuentes.

El gran beneficio de facturar electrónicamente para pequeñas y medianas empresas es que “este recurso tiene unos beneficios importantes ya como medio o alternativa de financiación a unos costos mucho más bajos a los que hay ahora en el mercado. Hay que trabajar en lograr un mercado organizado, estandarizado, con títulos de valores de facturas”, aseguró Jairo Higuita, socio de Jiménez Higuita Rodríguez & Asociados.