Bogotá D.C., noviembre 2018

Edición impresa: ISSN 2422-1082
Edición en línea: ISSN 2422-300X

Founder & Customer
Science consultant
Gabriel Contreras

Director Editorial
Omar Arango

Diseño y diagramación
Kelly Castañeda

Autor
Gabriel Contreras

Editorial SINNETIC

Contacto@sinnetic.com
WWW.SINNETIC.COM

Cuatro ideas para reducir la deserción universitaria según un meta-análisis realizado por SINNETIC.

De acuerdo con cifras del Banco Mundial, Colombia, es el segundo país en la región con mayor tasa de deserción universitaria. Esta lista, está encabezada por Bolivia, el tercera y cuarta posición se encuentran Ecuador y Panamá.

La grafica a continuación, muestra la evolución de cohortes de personas qué entre los 18 y 24 años, ingresaron al sistema de educación superior analizando su vinculación al sistema educativo en sus 25 a 29 años.

Las cifras para Colombia muestran que el 42% de las personas que ingresan al sistema de educación superior, desertan.

Según estimaciones del Banco Mundial basadas en cifras de la UNESCO, El costo de la educación terciaria en Colombia es de aproximadamente USD5000 por estudiante ubicando el país en tercera posición estando por encima de México y Chile. Con cifras acumuladas a 2011, el costo de la educación terciaria como porcentaje del PIB percapita es del 50%, siendo el primer país en la región indicando que, en efecto, la educación superior en Colombia es la mas costosa de la región.

Anexo a lo anterior, también somos el país con mejores retornos financieros sobre educación superior. Esto se estima con un recurso analítico denominado regresión de Mincer, la cual muestra, como la educación superior incompleta, genera 40% mas retorno de inversión en comparación con no estudiar, y la educación universitaria completa, genera en Colombia hasta 140% más retorno de inversión en comparación con otro nivel educativo.

Entre el 2000 y 2010, el retorno de inversión en educación superior mejoró 15 puntos en nuestro país, pese a esto, el retorno de inversión universitaria en mujeres sigue siendo el sexto de la región mostrando brechas de desigualdad por subsanar en el futuro cercano.

Todo lo anterior, motivó a SINNETIC, firma de consultoría en analítica e investigación, a desarrollar un meta análisis ó análisis riguroso y estadístico de la literatura científica para encontrar mejores prácticas para reducir la deserción universitaria.

Luego de estudiar 1726 artículos de investigación asociados al tema, se encontró evidencia científica multicultural en favor de cinco herramientas para lograr este propósito:

a. Evaluación centralizada:

Consiste en generar evaluación estandarizada (exámenes científicamente elaborados) aplicada por la institución de educación superior haciendo que
el 70% o más de la calificación dependa de este formato de evaluación dejando al docente solo un 30% de capacidad de evaluación con mecanismos como trabajos, q-iz etc. En universidades donde se ha aplicado este mecanismo, la deserción universitaria se ha reducido hasta en un 34% siendo instituciones
de India y España las que han mostrado mejores cifras.

b. Recrear mercados de competencia entre docentes:

Esta medida, implica que una asignatura pueda ser dictada por dos o más docentes generando competitividad recreando un esquema de incentivos en donde el docente cuente con un ingreso económico base que pueda ser mejorado por mayor nivel de inscritos a su curso. Para evitar una posición indulgente del docente, la evaluación se centraliza en la universidad y es la reputación, buenos comentarios de las cohortes anteriores etc., las que determinan el flujo de estudiantes matriculados por asignatura semestre a semestre. En instituciones donde se ha aplicado esta medida, la reducción de deserción llega a niveles del 32% a lo largo del ciclo de formación, aunque en efecto esta medida tiene mayor impacto en la deserción temprana, entendida esta como la deserción durante los dos primeros años, en donde el resultado de reducción gravita alrededor del 44%.

¿Cómo podemos ayudarte?